Desdicha

Desdicha

Amada mía porque te vas, porque causas esta agonía

que desdicha que dolor, que desgracia la mía.

Hoy me quedo solo, solo con mi dolor

tirado sobre los escombros que me dejo tu traición.

Mi corazón te ofrecí y sin compasión

traicionaste mi amor.

Clamando perdón, lloraré tu traición.

Te fuiste como el viento, rápido y fugaz, 

acechando a tu paso los sentimientos

de este tu bendito amor.

Con lágrimas rodando por mi corazón desolado 

y tus recuerdos como espinas se clavan en mis venas

torturando estos sueños anhelados.

Los años pasaran y seguiré esperándote

porque aun sigo amándote.

Que desdicha la mía

arrancando mi alma te fuiste.

Ay Dios mío qué será de mí

ya sin ella no podre vivir.

Armando.B

Todos los derechos reservados. ©