Ser Mejor Persona I

Algunos pensamientos que te pueden ayudar aflorar definitivamente esa parte de ti renuente a aceptar la evidencia de tu grandeza.

Acerca de la vida:

No es lo que haces, sino cómo lo haces.

El fracaso es una actitud, no un resultado.

Nada es eterno, ni siquiera los problemas.

En la vida te tratan tal y como tú enseñas a la gente a tratarte.

Lo que ves siempre está tamizado por el filtro de lo que sientes.

No pretendas cambiar a nadie más que a ti mismo. Es al único al que podrás cambiar.

El sabor de la vida está en tu paladar.

No te merece quien te lastima.

Busca lo bueno de lo malo. Lo feliz de lo triste.

La ganancia en el dolor.

El pasado es un sitio de referencia, no un lugar de residencia.

Si no te planteas hacerlo de otra manera, no tendrás oportunidad de hacerlo mejor.

No necesitas a nadie que te haga feliz, sino a alguien con quien compartir felicidad.

No anticipes tribulación alguna.

No dejes que nadie te haga sentir que no mereces lo que quieres.

No pienses en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay.

Sé tú e intenta ser feliz, pero sobre todo sé tú.

«Trata de aprender algo de todo y todo acerca de algo»

Varios pensamientos tomados del libro de Ignacio Novo (Frases para cambiar tu vida)

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©

Ser Mejor Persona

Con el pasar de los años nos vamos haciendo sabios sin darnos cuenta y todas nuestras experiencias se van convirtiendo en una base de datos  llena de contenido y de vastos conocimientos.

Todos estos conocimientos los hemos aceptado y aplicado en nuestras vidas para ser mejores personas. Sin importar lo que la gente opine, comente y hable de ti, el ser mejor persona es para nosotros mismos y después para todos los demás.

Para ser mejor persona hay que aceptarse y amarse a uno mismo tal cual somos, después podremos amar y respetar a los demás tal y como son.

Seremos mejores cuando ya no tengamos ataduras que nos hagan daño, cuando dejemos de mirar atrás.

Todos cometemos errores y todos podemos pedir perdón seremos mejores cuando pidamos perdón y no lo volvamos hacer.

Seremos mejores personas cuando nuestro mayor don sea el ser humilde, cuando dejemos de ser presuntuosos y cuando paremos de alardear sobre los bienes materiales que tenemos.

Seremos mejores cuando dejemos de lado lo que nos hace mal, los malos hábitos, los malos amigos. Recordemos que no todos son como nosotros esperamos, la gente es como es y si ellos no cambian por cuenta propia nosotros no los vamos a poder cambiar, será mejor alejarse. Ayúdate y yo te ayudaré.

Hay que aprender a ver la vida de una manera simple, maravillosa y única, como ya mencione en otras de mis publicaciones la misma vida es un milagro y esta hecha y llena de belleza.

Seremos mejores personas cuando atendamos a nuestra familia como ellos se merecen,  cuando nuestros hijos sean nuestra prioridad número uno y tengan calidad de tiempo más que cantidad.

Si llegaste a este sitio no es coincidencia quizás algo te sirva para ser mejor, por mis propias experiencias lo digo y no hay nada mejor que ayudarnos unos a otros.

Ser mejor persona es una tarea de todos los días. No se olviden que  mañana podremos ser mejores que hoy.

Que Dios nos bendiga a todos.

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©

Desde Hoy

Desde hoy no me enojo.

Desde hoy seré paciente con todos y conmigo mismo.

Desde hoy no me preocupo; me ocupo.

Desde hoy soy agradecido con lo que tengo.

Desde hoy y para siempre trabajaré duro y honestamente.

Desde hoy seré bondadoso y agradecido con todos los seres.

Desde hoy quiero un cambio en mi vida porque ese es mi deseo.

Desde hoy me perdono y pido perdón si he cometido una ofensa.

Desde hoy seré feliz y voy hacer feliz a los que me rodean.

Si en algo estás fallando, nunca es tarde para empezar de nuevo. La vida es la ilusión más bella qué existe y hay que disfrutarla con amor y respeto.

No es fácil cumplir preceptos como los antes mencionados, pero si trabajamos en ellos uno a la vez estoy seguro de que desde hoy todo será un éxito.

Se nos olvida y nunca me cansaré de repetirlo, se nos olvida que la vida no la tenemos comprada y siempre dejamos cosas para mañana. El mañana no sabemos si llegará, es una realidad y tenemos que aprender asumirla. Así que mejor empezar desde hoy desde este mismo momento.

Nosotros somos seres de amor y de energía. Somos uno mismo con Dios y con el universo y por lo tanto somos capaces de hacer cosas maravillosas, solo es cuestión de animarse, de ser consistentes y de no perder la fe en nosotros mismos.

Seamos felices minuto a minuto, segundo a segundo, las alegrías, las sonrisas y los buenos momentos son el alimento para nuestra alma, para nuestro ser verdadero.

Jamás se den por vencidos, y nunca pierdan la fe ni la esperanza en algo o alguien. Que Dios nos bendiga a todos.

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©

Tus Milagros son Maravillosos.

Los milagros De Dios están en todo nuestro alrededor, están a nuestra vista, los podemos tocar físicamente  y sentir con nuestra alma.

Hoy me tome el tiempo para observar y apreciar los maravillosos milagros de nuestro creador.  Nunca antes puse atención al florecimiento y renovación de las plantas en el mes de abril,  y simplemente es mágico, es maravilloso. Este es solo un ejemplo de algo que tenemos a la vista y que podemos disfrutar y contemplar todos los días.

Claramente así como este simple ejemplo puede provocar que meditemos y que miremos no solo la naturaleza si no también todos los seres que nos rodean.

Hagamos  conciencia de que vivimos en una vida monótona y hagamos una pequeña pausa para sentir y tocar lo que tenemos: nuestros hijos, nuestros padres, nuestra pareja, nuestras mascotas. Son seres que amamos y si por tan solo unos minutos les observamos detenidamente nos vamos a dar cuenta de que son un milagro en nuestras vidas.

El sentir ese abrazo fuerte, esa mirada tierna y esa cálida sonrisa cambian nuestro día,  el decir te amo sin temor te da fuerza y confianza. Decirlo con amor y sin reproches vitalizan el alma.

Porque esperar para sentirnos libres de decir lo que sentimos, no se pueden dejar de lado el milagro del amor para después.

Tú creaste mis entrañas;

me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable!
¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien!

Salmos 139:13-14

Dios de luz y de amor si no fuera consciente de lo que me has dado y los que me das todos los días, que seria de mí.

Los milagros existen y pasan todos los días, nunca pierdas la fe.

Armando Brito

Todos los derechos reservados. ©

Claves para ser feliz.

Me encontraba en el parque platicando con un amigo; mientras mirábamos jugar a nuestras hijas me decía como haces para estar siempre sonriente, en tus ojos nunca noto cansancio, siempre eres tan optimista. Cual es el truco fue su pregunta.

Quiero compartir con ustedes todo lo que le dije y todo lo que hago o pienso para que casi todos los días sean positivos y maravillosos.

Yo sé que todos tenemos una religión  o algo en que creer, y fue lo primero que le dije, si tienes fe a alguien y si crees en Dios lo primero que tienes que hacer al abrir los ojos en la mañana es agradecerle por esa nueva oportunidad que te da para vivir un nuevo día.  Agradecerle y a la vez pedirle para que tu día empiece con la venia de él. Para mí esta es  la base.

Me decía pero a veces ni conciliar el sueño puedo siento que no me alcanza el tiempo para nada, todo me molesta,  soy impaciente en mi casa y en mi trabajo.

Después de escucharle le pregunté y ahora como te sientes? es un lindo día, el clima es perfecto, tu hija es feliz con solo correr de un lado a otro. Y como me debería sentir me respondió me da igual como esta el tiempo.

Me tome unos minutos y le respondí: ese es tu problema, que todo te da igual, que vives quejándote incluso de tener un maravilloso clima. Tienes que aprender a disfrutar de las cosas más simples que la vida te ofrece, como las siguientes.

Sale a caminar, disfruta de lo que te rodea.

Date cuenta que quizás mañana  o más tarde no podrías volver a ver todo esto ni a la gente que tú quieres.

Te gusta un buen café? un buen chocolate? Bébetelo! despacio, saboréalo.

Besa y abraza a tus hijos, a tu esposa/novia a tus padres, hazlo fuerte, fuerte como si fuera la última vez que les tienes en tus brazos.

Sé  paciente, la gente no está para hacerte feliz a ti, ser feliz es opcional y depende totalmente de uno mismo.

No es obligación de nadie complacerte así que haz tus propias cosas, sé independiente.

Léete un buen libro.

Comparte con tu familia y tus amigos.

Dile a tu esposa/novia que la amas, que la quieres. Cuando hagas todo esto automáticamente recibirás el mismo amor y consideración y eso cambiará tu día, serás feliz.

No pierdas el tiempo en cosas inútiles y sin sentido y verás cómo si te alcanza el tiempo.

Sé tolerante con los demás en tu trabajo, trata siempre de sonreír, respira profundo y no te tomes personal lo que veas o lo que digan los demás. Ignorar es una buena clave y enfocarte en un pensamiento positivo ayudará.

Sé tolerante y caritativo con tus hijos y más si son unos bebes, ellos solo dependen de nosotros y si no escuchamos, ellos gritan o lloran, es normal. Los chiquitos no entienden las frustraciones de nosotros los adultos eso hay que meterse en la cabeza.

Porque ser positivo y optimista? porque que todo tiene solución y aunque algunas cosas tomen tiempo igual mejoraran.

Todo está en uno mismo, nosotros escogemos cómo queremos pasar el día.

La vida no la tenemos comprada una frase tan trillada y tan real. Difícil de entender y de aceptar.

Hoy estamos, mañana no lo sabemos. Amemos de la forma más cómoda que podamos; pero no lo dejemos de hacer. Estoy seguro de que cuando sea la hora de una partida definitiva nos iremos felices porque vivimos y dimos todo lo mejor de nosotros a plenitud.

Jamás pierdan la fe ni la esperanza y sean felices minuto a minuto.

Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre.                                                                                                 Salmos 16:11

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©

Renacer III

Dándole continuidad a las herramientas que están abriendo mi mente, mi sensibilidad y mi conciencia, les comparto el tercer objetivo.


  • Contemplar un Amanecer

Por el lugar en donde vivo y por la hora de entrada a mi trabajo tengo el gusto de ver un amanecer todos los días. Es una linda experiencia que me invita siempre a meditar y a la misma vez agradecer a Dios por un día más de vida y por las maravillas de la creación que nos brinda.
Aquí quiero puntualizar algo que muchos de nosotros los que hemos visto o vemos un amanecer, el asunto y cómo yo lo tomo es observar y sentir ese amanecer no solamente es mirar, es apreciar, analizar, y entender ese instante.

Entiendo lo que me rodea y me entiendo a mí mismo.

Son momentos donde podemos reflexionar, de alguna manera estamos conectados con el universo y las preocupaciones quedan de lado o bien encontramos soluciones, La mente se refresca y queda limpia la energía que absorbes en ese momento se verá reflejada durante todo el día.

Un nuevo amanecer es una esperanza viva una nueva oportunidad. Es la señal de que podemos comenzar un sueño o de que podremos finalizar y concluir con algo que ya empezamos.

Así como sale el sol cada mañana de nosotros puede nacer un pensamiento positivo y si ayer hicimos algo mal este nuevo día es para cambia. Recuerden que todo o casi todo tiene solución.  Cuando tengan la oportunidad, no se olviden de trazar las metas para ese día, pero sobretodo darle las gracias a nuestro creador por la bendición y la dicha de poder abrir los ojos un día más.

Que Dios les bendiga.

 

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©

Renacer II

Como bien saben quede en compartirles paso a paso este taller espiritual, ya les hable del primer objetivo que lo pueden leer aquí Renacer I. El objetivo número dos, es el siguiente.


  • Ayunar

El día que amanecí con el propósito de descubrirme un poco más, tomé la decisión de hacer el ayuno.

Antes de empezar hice una resolución y me propuse ayunar como se debe, siendo consciente de que no es tarea fácil realizar este objetivo.

Como bien saben soy chef y decidí hacer el ayuno en un día normal de trabajo, imagínense hacer este objetivo mientras tenía  que cocinar.  Para empezar, temprano en la mañana bebí un vaso de agua con un poco de vinagre y empecé mi día de trabajo.  Obviamente fue un día diferente  porque a medida que pasaban las horas y  preparaba los alimentos meditaba, admiraba y es donde me nació el respeto por los benditos frutos que Dios nos brinda y de los cuales en muchas ocasiones abusamos de ellos.

Sentí una conexión profunda con lo que hago, al medio día sentí que me pesaba un poco la cabeza pero mis ánimos estaban firmes, me hice un té y seguí trabajando pero todo lo hacía con calma y me refiero a calma de espíritu, no deje que nada interfiera en lo que estaba haciendo. Pase normal hasta las cuatro de la tarde que fue donde ya estaba preparando la cena, para esa noche tenía  espagueti con albóndigas. Cuando saque del horno las albóndigas se me cruzó por la mente acabar ahí el ayuno y comer  (fue la parte más difícil del día) pero no me deje ganar y me tome un vaso de agua, hice estiramiento, respiración y pase ese bache. Fue así como termine el día de trabajo, me sentí feliz por haber ayunado y me di cuenta de que si fui capas de no comer por 25 horas soy capaz de vencer muchas otros obstáculos espirituales y físicos.

Mi fuerza de voluntad quedó probada, a la vez me puse en el lugar de los que no tienen con qué alimentarse, y me dolió, me sirvió para entender mejor el ejercicio anterior que fue brindarle algo a una persona que no tiene que comer.

Cuando llegue a casa abracé a mi familia con tanto amor, me sentí limpio y  aunque no lo crean revitalizado. Antes de cenar primero le di gracias a Dios por el pan que llevaba a mi boca y por el día que tuve, realice una pequeña oración y me tomé una sopa, después un poco de yogur sin grasa. En este punto sentía como calambres en las manos y pies, es normal y mientras empecé a comer fue pasando poco a poco. Les mando ánimos para que se animen hacerlo, no solo ayuda físicamente, sino también a nuestro espíritu.

Aprendizaje: No abusar de los alimentos y al mismo tiempo valorar lo que tenemos.

El ayuno fue la comida de mi alma aquel día.

Armando. B

Todos los derechos reservados. ©